Hoy os dejo las fotos de los regalitos que hice para mi amiga María y su nene Mateo.

La verdad es que no es porque lo haya hecho yo, pero es un regalo muy, pero que muy práctico para llevar al hospital cuando vas a visitar a una reciente mamá, porque pañales es lo que más va a necesitar!!! La ropa de recién nacido enseguida se le queda pequeña y suelen tener a montones, peluches también suele haber varias toneladas alrededor del bebé, y de esta manera podemos regalar algo original, muy útil y práctico y francamente llamativo. ¡Ah! y dentro de la tarta iba una botella de champán para que los papis lo celebren…

Además también llevamos un regalito para la mamá que, como casi todas las recién paridas, se moría por comer jamón:

Efectivamente, es un ramo de flores… de jamón serrano. Si el pastel de pañales lo ví en internet y aprendí a hacerlo gracias al youtube, tengo que decir que en este caso la idea sí que fue mía, lo cual me llena de orgullo y satisfacción, jejejeje, sobre todo al ver la cara de las dos mamás a las que se lo he regalado. Nunca había tenido en mis manos un ramo de flores que oliera tan bien…